CÓMO ENSEÑARLE A TU HIJO A SER ORGANIZADO

por Pamela Alejo

En nuestro audio (podcast)  podrán hallar tres valiosos consejos o tips acerca de cómo establecer una práctica educativa que permita al niño asumir de manera natural y lúdica esta saludable costumbre. Las recomendaciones están orientadas a que el niño no perciba la acción de ordenar algo como un asunto obligatorio o ajeno a su entorno personal, sino que lo adopte fácilmente para que a futuro se encuentre familiarizado con el tema.

PODCAST – Audio educativo

Los tres consejos explicados de manera general y que se pueden escuchar con mayor detalle en el PODCAST son los siguientes:

  1. Llegar al acuerdo del dónde

Se trata de definir entre padres e hijos el dónde quedarán ubicados los diferentes elementos con los que el niño o la niña interactúan diariamente. Es decir asignar un lugar a cada cosa para que todos los miembros de la familia sepan donde estarán ubicados. Un aspecto clave para que el chico ubique las cosas en el lugar convenido es que el dónde ha de ser en un espacio de fácil acceso para ellos.

Un elemento útil y que refuerza en el niño la capacidad de recordar es el uso de contenedores o cajas en las que se pueden implementar marcas, símbolos o palabras claves para recordarle qué tipo de objetos van en cada recipiente y lugar.

credits: thecontainterstore.com

2. Crear rutinas: el cúando

Así como hay momentos para jugar, hay momentos apropiados para desarrollar la actividad de aprender a ordenar. Tanto el niño como los padres deben tener claro en qué momento se pueden realizar estas tareas durante la rutina diaria. Esto facilita la comunicación entre las partes, además de fortalecer el trabajo en equipo.

Dado que este aparte es más diverso que el anterior, te recomendamos escuchar en el audio los diferentes consejos según la actividad que se esté desarrollando, como por ejemplo el  momento en que el  niño debe depositar la ropa sucia en el puesto o el instante en que debe tender la cama, entre otros.

3. Acompañamiento

La compañía de un adulto durante ciertas tareas diarias como tender la cama o guardar juguetes es muy importante ya que  ayuda a que el niño no perciba la tarea como algo complicado o extenuante. Esto requiere de un trabajo en equipo donde la constancia y repetición de la acción favorecen el temprano establecimiento del buen hábito. El niño irá familiarizándose con la labor, aprendiendo el cómo hacerlo y el momento apropiado. Con el tiempo lo realizará de forma autónoma.

En la implementación de cualquiera de estas tres actividades es importante que los padres no mantengan una alta expectativa de la perfección de la tarea del chico en un primer momento. El ánimo de la perfección puede ser un detonante de desinterés y frustración para realizar la actividad.

Te invitamos a que escuches el podcast para que te  enteres con mayor profundidad sobre el tema y disfrutes de una mejor comprensión de las tareas a desarrollar.   

Podcast – cómo enseñar a un niño a ser ordenado

You may also like

Deja un comentario